Las políticas empresariales de Factory 3.0 prohíben la venta o comercialización de bases de datos, ya que éstas son consideradas y tratadas de acuerdo a la Ley de Habeas Data y son un bien informático y de altísima confidencialidad. Las ideas, conceptos y estrategias de Factory 3.0 son de caracter confidencial y restrictivo hacia cada uno de sus clientes.